Si quieres ir preparando tu moto de agua para el invierno, es importante que sepas cómo hacerlo correctamente para que  dure más tiempo evitando la oxidación y daños en el motor.

Para invernar tu moto de agua, lo que puedes hacer es llevarla a un taller para que la preparen para el invierno o hacerlo eso tú.

El manual de tu moto de agua puede contar con procedimientos especiales para acondicionar la moto de agua de cara al invierno, procedimientos que pueden ser específicos para la moto y no generales de todas. En caso de no tenerlo, se puede consultar donde se ha comprado la moto de agua.

Quita el agua de tu moto, lo puedes hacer conduciendo a unos metros de la rampa y detenerte haciendo que la popa sea más alta que la proa. Para drenar el agua del motor, arráncalo fuera del agua y gira el mango de dirección de un lado al otro. Apaga el motor unos segundos y déjalo reposar y haz así de nuevo otras dos veces.

Pon la moto de agua donde la vas a guardar,  ponla en un soporte en que se pueda levantar y lávala a fondo con jabón especial, una esponja, cepillo no abrasivo (para el inferior de la moto) y agua caliente. Después de limpiar bien todas las áreas, compra cera de coches o productos especializados y encera tu moto de agua. Pon lubricante multiusos en los tiradores metálicos y bisagras.

Debes encargarte bien de limpiar todo, especialmente partes metálicas y plásticas ya que se pueden oxidar o degradar si no se encuentran bien limpias y protegidas. Por eso, limpiar y encerar antes de guardar hasta un nuevo uso es clave.

Después de hacer una correcta revisión mecánica, que puedes hacer tú o el taller, desconecta batería, vacía depósitos de aceite y combustible, reemplaza filtros, engrasa sables, turbina y mandos.

En los meses en que no utilices la moto de agua es recomendable que arranques con frecuencia el motor y hagas operaciones de limpieza frecuentes. Deja algo abiertas las tapas de compartimentos para que ventilen adecuadamente y se evite condensaciones. Por alguna funda o toldo para proteger la moto de agua de inclemencias meteorológicas y frío.

Y si no quieres complicarte la vida, Jet&Bike te ofrece el servicio de invernaje, la comodidad de guardar su Moto de Agua en nuestras instalaciones durante todo el año sin tener que preocuparse de su mantenimiento.